FANDOM


Dragón
Paul-carrillo-dragon-mart-3.jpg
Nombre
Nombres Alternativos Lóng, ormr, drag, ryū
Información General
Origen America, Oceania, Europa, Asia, Africa
Raza o pueblo Toda la tierra
Habitat Montañas, Cielo, Oceanos

Dragón (del lat. draco, -ōnis, y este del griego δρακων, drakon, ‘víbora’ o ‘serpiente’) es un gigantesco reptil mitológico, aparecido y representado en muchas culturas de todo el mundo de maneras diferentes, tanto en apariencia como simbólicamente. Los tipos de dragones más conocidos en Occidente, son los dragones europeos, los cuales fueron el producto de la mitología de antiguas civilizaciones de distintos países, entre ellos estaba Grecia y Escandinavia. Son famosos por su aspecto y tamaño, llegando a medir aproximadamente 30 mts, generalmente portando gigantescas alas con las cuales pueden volar, aunque en realidad existen diferentes razas de dragones, los cuales pueden o no poseer dichas alas, pero por lo general se caracterizan por ser inmensos reptiles de aspecto amenazador, siendo capaces incluso de lanzar fuego por sus gigantescos hocicos. Otro de los dragones bastante conocidos en todo el mundo, son los originados en la mitología oriental, aunque al contrario que la versión occidental de los mismos, estos eran criaturas menos amenazadoras, presentándose como seres benévolos y de gran sabiduría, siendo su aspecto similar a la de una serpiente, aunque de gran tamaño, con largas barbas y extremidades bastante cortas en comparación con su tamaño.

Etimología del Nombre

Debido a la existencia de muchos tipos de dragones encontrados en casi todos los rincones del mundo en muchas culturas, llega a tener diferentes nombres en todas las mitologías del mundo, aunque en el mundo occidental se ha generalizado la palabra Dragón, para designar a estas feroces criaturas, esta palabra según el Diccionario de Inglés de Oxford (1966), se deriva del francés antiguo, el cual deriva del latín draconem (draco nominativo), que significa “serpiente, dragón, reptil”, a su vez esta palabra se deriva del griego δράκων, Drakon. La palabra Dragón fue utilizada en ingles por primera vez en el siglo 13 de nuestra era, siendo utilizada en la Biblia en sus versiones en Ingles en el año 1340 de nuestra era.

China

En china el dragón era llamado Lóng (龍 y 龙, en chino simplificado), Loong, o Lung en la transliteración, y cuyo significado es dragón, este es el termino general para referirse al dragón en china, aunque en realidad encontramos nueve tipos de dragones chinos, todos con diferentes nombres.

Grecia

En Grecia es donde se origina la palabra dragón, que en griego es δράκων, drákōn (Drakontos genitivo), el cual significa “serpiente, dragón, Pitón”, palabra que procede probablemente de δρακεῖν, drakeîn, infinitivo aoristo activo de δέρκομαι (derkomai, "Ver con claridad").

Países Nórdicos

En los países Nórdicos son los países de la Europa septentrional, como Dinamarca, Finlandia (incluyendo Åland), Islandia, Noruega y Suecia, en estos territorios para referirse a un dragón, utilizaban la palabra del antiguo nórdico "ormr", teniendo significado de serpiente o dragón, esto en la actualidad a cambiado, dándole a esta palabra el significado parecido a la palabra "gusano", aunque es traducida como dragón, porque se usa para referirse a criaturas semejantes a un dragón o con forma serpentina. Un ejemplo de ello, es la del famoso dragón Jormungand, es mas conocido de los dragones nórdicos, su aspecto era igual a una serpiente de enormes dimensiones.

Islas Británicas

En Irlanda, la palabra "drag" significa "fuego". Esta es una palabra muy interesante a relacionarse con los dragones de Irlanda, ya que muchos de ellos están más conectados con el agua. Por ejemplo, Muirdris era una serpiente enorme del agua; no hay mención sobre él que tenga la facultad de producir fuego con la respiración. En galés, la palabra para el dragón es "Ddraig", que se refiere al dragón rojo de Gales. El dragón más conocido de País de Gales es Y Ddraig Goch, o el dragón rojo, que se puede encontrar en la bandera de Gales.

Japón

Los dragones japoneses (日本の竜 nihon-no-ryū) o dragón (竜 ryū, simplificación竜), existen varios tipos de dragones en Japón, pero hablando de modo general, se les dice tal cual ryu, por otra parte, los japoneses utilizan la palabra doragon (ドラゴン) del inglés dragón, para referirse a los dragones occidentales.


Descripción

Los dragones en distintas culturas son descritos de formas muy distintas unas de las otras, siendo estos reptiles o serpientes de gran tamaño, asumiendo el papel de dios, guardián, monstruo o como poderoso enemigo, algunos mitos le atribuyen gran sabiduría y conocimientos, o son mostrados como seres de gran avaricia y codicia, de todas estas formas estas criaturas logran encajar en dos categorías en la tradición europea, existen los dragones con grandes alas que le permiten volar, e incluso pudiendo expulsar fuego por sus hocicos, y existen los dragones cuya apariencia nos recuerda mas a las serpientes que a los lagartos, siendo estos gigantescas serpientes, sin alas, pero con cuerpos largos y cilíndricos permitiéndole deslizarse por el suelo, aunque se notan las diferencias entre dragones, estas criaturas comúnmente son retratadas como reptiles, con cuerpos escamosos y de vez en cuando con grandes ojos. Esta apariencia a través del tiempo ha ido variando, siendo interpretada de muchas maneras a través de la historia, además de ello, existen numerosas divergencias entre dragones de distintas culturas, tanto occidentales como orientales, quienes presentan reptiles gigantescos, a veces alados otras no, siendo su apariencia similar a la de los cocodrilos o grandes lagartos con alas, cuernos y gran ferocidad, este aspecto es el que gobernó en el recuerdo de los occidentales, no siendo así en el mundo oriental, en donde los dragones son totalmente diferentes a los que conocemos. Los dragones orientales tienen por lo general una apariencia serpentina, mezclando características de otros animales, presentándose generalmente sin alas. En la antigüedad los dragones occidentales se presentan en su mayoría como serpientes, hasta la Edad Media, en donde su aspecto se convirtió en un ser mas parecido a un lagarto que a una serpiente, colocándole incluso patas semejantes a la de los lagartos. El hecho que tanto culturas occidentales como orientales haya imaginado reptiles gigantes y alas se puede atribuir al contacto con gavias, cocodrilos y caimanes; el hallazgo de fósiles de dinosaurios mezclados con otros de animales voladores como pterosauris y a la asociación de lagartos y reptiles con la sexualidad masculina.

Descripción Moderna

Las representaciones modernas de los dragones los muestran como seres de gran tamaño, pero algunas representaciones europeas tempranas de dragones eran sólo del tamaño de los osos, o, en algunos casos, incluso más pequeño, de alrededor del tamaño de una mariposa. Algunos dragones fueron personificados hasta el punto de que podían hablar y sentían emociones, mientras que otros eran simplemente bestias salvajes. A principios del siglo 20, las esculturas del artista noruego Gustav Vigeland, mostraban ser inspiradas en el arte medieval, en el los dragones son un tema muy frecuente, siendo los símbolos del pecado, así como también símbolos de la fuerza de la naturaleza y la lucha contra el hombre. Los dragones y motivos relacionados con ellos se presentan en muchas obras de la literatura moderna, especialmente en el género de la fantasía. Obras destacadas que representan dragones incluyen J.R.R. Silmarillion de Tolkien y El Hobbit, las novelas de JK Rowling Harry Potter, de Anne McCaffrey Dragonriders de Pern, la serie de George RR Martin Canción de Hielo y Fuego, y Ciclo Herencia tetralogía de Christopher Paolini. El sistema de juego de rol Dungeons & Dragons populares (D & D) hace un uso intensivo de los dragones en la franquicia, y ha servido de inspiración en los dragones de muchos otros juegos. Aunque los dragones sirven generalmente como adversarios, pueden ser buenos o malos, con su alineación está determinada por su especie. Por ejemplo, un dragón rojo es malo y respira fuego.

Orígenes históricos de la creencia

Como muchos mitos y leyendas, sus orígenes se pierden en el pasado, siendo bastante difícil el determinar su origen, tanto histórico como geográfico, aunque pareciera que su aspecto pudiera datar desde las primeras civilizaciones. La evidencia más antigua que se puede encontrar sobre la creencia hacia esta criatura, data de hace 6.000 años aproximadamente, siendo encontrado en una tumba del neolítico, en Xishuipo, Puyang, provincia de Henan en China, los restos de un cadáver, junto a los cuales se encontraban dos esculturas de conchas de ostras, una de ellas representando a un dragón y la otra a un tigre. Este hallazgo permite afirmar que la adoración al dragón ya existía en el periodo de la cultura Yangshao, este hallazgo fue realizado en la década de 1980. Un mito babilónico recogido en un poema llamado "Enuma Elish", que data del 2000 a.c. muestra a una criatura de nombre Tiamat, la que parece ser una dragona, cuyo aspecto es el de una serpiente o dragón, con dos o cuatro extremidades, alas y una cabeza provista de cuernos. Tiamat, representa el caos primigenio, del cual es creado el cielo y la tierra. También se han encontrado evidencias de la presencia de los dragones hace mas de 2500 años atrás, creado con ladrillos esmaltados en un tono azul intenso, el hallazgo fue descubierto en las paredes de Ishtar, una de las monumentales puertas de Babilonia. La puerta de Isthar es la más famosa de las ocho que tenía la ciudad de Babilonia, alcanzando los 25 mts de altura, conteniendo en su relieve aproximadamente 575 figuras de dragones y toros, atributos del dios Marduk. Según se ve en las figuras presentadas en esta puerta, estos dragones son totalmente diferentes a los actuales, mostrando formas algo familiares, pero todavía diferentes a las mostradas en casi todas las culturas antiguas, siendo estos mitos posteriormente contaminados entre si, hasta que nos acercamos a lo que son los actuales dragones, los cuales son ahora criaturas con forma y aspecto de carácter universal. Desde hace muchos siglos los dragones han desempeñado un papel en la tradición y la leyenda, siendo seres capaces de vivir en los habitats más extraños, pudiéndose encontrar tanto en el centro de la tierra, hasta en los inmensos océanos, también se podían encontrar en cuevas, lugares oscuros y húmedos. Algunas de las referencias más tempranas a los dragones en Occidente proceden de Grecia. Herodoto, a menudo llamado el "padre de la historia", visitó Judea en el año.450 aC, en donde según él escucho hablar sobre dragones en Arabia, cerca de Petra, en Jordania, describiéndolos como criaturas parecidas a pequeños reptiles voladores, además de ello, Herodoto, escribió que él mismo logro ver los huesos de un gran dragón. Homero por su parte menciona al dragón, como un animal fantástico con un ojo agudo, la agilidad de un águila y la fuerza de un león, representado como una serpiente con patas y alas, en la obra Argonautica de Apolonio de Rodas es sólo un "dragón" quien es el que custodia el vellocino de oro, mientras que Filóstrato, en el 217 dC, describió a esta criatura en su obra Vida de Apolonio de Tiana (II, 17 y III, 6-8), en ella describe al dragón como un animal fabuloso, recubierto de escamas de oro. Esta criatura ya está presente en la mitología griega en varios mitos, como el mito del dragón Ladón, el cual que fue muerto por Hércules y posteriormente formo la constelación Draco, o el dragón Pitón asesinado por Apolo. Los prolongados debates sobre el dragón también están presentes en las obras de escritores romanos como Plinio, en su Historia Naturalis, Cayo Julio Solino y Pomponio Mela. Los primeros reyes pelasgos de Atenas (Cécrope I y Erictonio) se decía que eran mitad humano, mitad serpiente, siendo reyes nacidos de la tierra. El rey Cadmo por su parte, fue quien aniquilo al guardián dragón del agua de la fuente de Castalia, llamado Pitón, aplastándole la cabeza con una roca. Otras leyendas cuentan como el dragón Ladon custodiaba las manzanas de oro del sol de las Hespérides. Otro dragón serpentino guardaba el vellocino de oro, que lo protege contra el robo de Jasón y los argonautas. Del mismo modo, Pitia y Python, un par de serpientes, guardaban el templo de Gaia y la sacerdotisa Oracular. Estas historias no son las primeras en hablar de criaturas parecidas a dragones, pero tal vez marcan el tiempo en el que los dragones se hicieron populares en las creencias occidentales, ya que la cultura europea fue fuertemente influenciada por la antigua Grecia. En el poema épico de origen anglosajón conocido como Beowulf el cual data del siglo VIII al XII d. C., es mostrados un dragón, al cual el héroe Beowulf debera vencer, aunque al final del enfrentamiento, los dos, tanto héroe, como bestia terminan muriendo. En el Nuevo Testamento, el Apocalipsis de San Juan el Apóstol, una de las visiones del teólogo John cubre un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, que simbolizan al diablo que socava en repetidas ocasiones la mujer vestida del sol, tradicionalmente identificada con la Virgen María, pero ella lo destruye. En China, los dragones son desde tiempo inmemorial, junto con el ave fénix, símbolo de la familia imperial, hasta la fundación de la república (1911) el dragón adornaba la bandera china. Por tanto, el dragón se ha convertido en una legendaria criatura mítica presente en el imaginario colectivo de muchas culturas, pero no solamente es mostrado como un ser malvado (el dragón en la Biblia simboliza el mal supremo, el diablo), sino también como un guardián y defensor de los tesoros antiguos y lugares mágicos y portador de gran aprendizaje y conocimiento. Por otra parte, no es infundado pensar que estas fantasías pueden haber sido alimentada por el descubrimiento de fósiles de dinosaurios, por el momento imposible de explicar de otra forma. En el arte cristiano el dragón llegaba a ser símbolo del pecado y el paganismo, siendo representado postrado por debajo de los pies de los santos y mártires. La asociación de la serpiente como un enemigo monstruoso destruido o vencido por una deidad heroica tiene sus raíces en los inicios de la mitología del Antiguo Cercano Oriente, incluyendo cananeo (hebreo, ugarítico), hitita y mesopotámico. Humbaba, la bestia dragón con colmillos que escupe fuego descrita por primera vez en la Epopeya de Gilgamesh se describe a veces como un dragón, en donde Gilgamesh realiza el papel de matadragones. La serpiente (Chaoskampf) sin piernas entró en la mitología griega y en última instancia, en la mitología cristiana, aunque el motivo de la serpiente puede ser ya parte de la mitología prehistórica indoeuropea. Aunque los dragones ocurran en muchas leyendas de todo el mundo, diferentes culturas tienen diferentes historias sobre monstruos que han sido agrupados bajo la etiqueta de dragón. Algunos dragones se dice que son capaces de respirar fuego o poseen veneno, como en el poema Beowulf realizado en el inglés Antiguo. Se retratan comúnmente como serpentino o reptiles, con capacidad de incubar huevos y poseyendo cuerpos típicamente escamosos o emplumados. Algunos mitos los retratan con una fila de espinas dorsales. Dragones europeos son mostrados más a menudo con alas, mientras que los dragones chinos se asemejan a serpientes grandes. Los dragones pueden tener un número variable de piernas: ninguno, dos, cuatro, o más cuando se trata de la literatura europea temprana. En Inglaterra antes que esta fuera conquistada por los normandos, el dragón era el principal de los alféreces (el grado inferior de la oficialidad militar) reales de la guerra, después de haber sido instituido como tal por Uther Pendragon, padre del rey Arturo. Los dragones a menudo representan una gran importancia espiritual en varias religiones y culturas alrededor del mundo. En muchas culturas los dragones asiáticos eran, y en otras culturas siguen, siendo reverenciados como representante de las fuerzas primarias de la naturaleza, la religión y el universo. Se asocian a la sabiduría, a menudo se dice que es más sabio que los seres humanos y mas longevo. Se dice comúnmente que poseen algún tipo de magia o de otro poder sobrenatural, y con frecuencia están asociados a pozos, a la lluvia y los ríos. En algunas culturas, también se dice que son capaces de hablar. En otras tradiciones se dice que los dragones le enseñaron a hablar a los humanos. Al parecer la existencia de los dragones no había sido discutida por los antiguos naturalistas, apareciendo figuras de dragones bípedos en las obras de Gesner y Aldrovando, exhibiendo ejemplares del monstruo que al parecer solo estaba formado de manera artificial juntando diferentes trozos de huesos de animales distintos.

Tipos de dragones míticos

Muchos son los dragones, así como muchas las interpretaciones simbólicas que se les han dado a través del tiempo, sus formas son de lo mas variada, desde criaturas semejantes a serpientes, hasta criaturas de tamaños colosales con una aspecto que nos recuerda a la de los dinosaurios. Al comparar los mitos sobre esta criatura en las tradiciones Orientales y Occidentales, se puede apreciar una mayor diferencia entre los Dragones de ambos hemisferios, los dragones en Occidente han adquirido en su mayoría un aspecto y un carácter destructivo y malévolo, predominando esta idea durante siglos, por otro lado los dragones Orientales han sido durante siglos seres de carácter benévolo, siendo adorado como un dios. Sin embargo la concepción de dragones como criaturas malévolas no esta restringida solo a Europa, también en la mitología persa puede apreciarse la misma interpretación e incluso en el Occidente antiguo, siendo considerado símbolo de poder y sabiduría. Aunque en realidad realizar una división general sobre los dragones es un tema algo complejo, debido a sus características tan variadas, popularmente se suele realizar una distinción entre Dragones Orientales y Occidentales, debido mas que nada a sus notables diferencias, mucho más pronunciadas, aunque también se suele realizar una división basándose en su país y/o continente de origen, e incluso su forma, aspecto, habitats en el que viven (dragones acuáticos, terrestres, de montaña, etc.), también pueden ser divididos por sus capacidades (dragones voladores y terrestres), por su procedencia religiosa, o una mezcla de todas ellas, de estas divisiones generalmente se suelen formar muchas subdivisiones mas, pero para poder abarcar todos las razas de dragones existentes la mejor clasificación de todas podría ser su clasificación continental, pudiendo encajar cada una de estas criaturas existentes en cada una de las mitologías, aunque no por eso es la única clasificación que puede realizarse.

Tipos de dragones míticos

Muchos son los dragones, así como muchas las interpretaciones simbólicas que se les han dado a través del tiempo, sus formas son de lo mas variada, desde criaturas semejantes a serpientes, hasta criaturas de tamaños colosales con una aspecto que nos recuerda a la de los dinosaurios. Al comparar los mitos sobre esta criatura en las tradiciones Orientales y Occidentales, se puede apreciar una mayor diferencia entre los Dragones de ambos hemisferios, los dragones en Occidente han adquirido en su mayoría un aspecto y un carácter destructivo y malévolo, predominando esta idea durante siglos, por otro lado los dragones Orientales han sido durante siglos seres de carácter benévolo, siendo adorado como un dios. Sin embargo la concepción de dragones como criaturas malévolas no esta restringida solo a Europa, también en la mitología persa puede apreciarse la misma interpretación e incluso en el Occidente antiguo, siendo considerado símbolo de poder y sabiduría. Aunque en realidad realizar una división general sobre los dragones es un tema algo complejo, debido a sus características tan variadas, popularmente se suele realizar una distinción entre Dragones Orientales y Occidentales, debido mas que nada a sus notables diferencias, mucho más pronunciadas, aunque también se suele realizar una división basándose en su país y/o continente de origen, e incluso su forma, aspecto, habitats en el que viven (dragones acuáticos, terrestres, de montaña, etc.), también pueden ser divididos por sus capacidades (dragones voladores y terrestres), por su procedencia religiosa, o una mezcla de todas ellas, de estas divisiones generalmente se suelen formar muchas subdivisiones mas, pero para poder abarcar todos las razas de dragones existentes la mejor clasificación de todas podría ser su clasificación continental, pudiendo encajar cada una de estas criaturas existentes en cada una de las mitologías, aunque no por eso es la única clasificación que puede realizarse.

Dragones Americanos

Los dragones aparecen con mucha menos frecuencia en los mitos americanos que en otros continentes, algunos registros históricos muestran la presencia de criaturas semejantes a los reptiles en sus creencias, aunque se diferencian fundamentalmente en su aspecto, por lo general estas criaturas se presentan como hibridas entre un ave y una serpiente, aunque apegándose al hecho de que la procedencia de la misma palabra, Dragón, se refiere a serpientes, y que también nos referimos a criaturas mitológicas, se puede decir entonces que en los mitos precolombinos la presencia de dragones si existe, no obstante, existen estudiosos del tema que no consideran correcto utilizar la palabra dragón para referirse a los divinidades sagradas y de culto que los antiguos pueblos americanos tenían en sus mitos.

Tlacacoatl

También conocido como Coatl (cōātl, serpiente) o la Gran serpiente, se trata de una criatura semejante a una gran serpiente de cuerpo robusto, alargado de color verde esmeralda, midiendo mas de 2 mts de largo, también presenta, según la mitología, plumas de quetzal, junto a una cabeza emplumada con grandes ojos y alas pequeñas, una criatura propia de las tradiciones de México y alguna de las regiones de Centroamérica.

Quetzalcoatl

En náhuatl, un idioma hablado en México, el nombre quetzalcōātl, significa “serpiente emplumada””, en donde quetzalli, es plumaje y cōātl significa serpiente. Quetzalcoatl es uno de los principales dioses de las antiguas civilizaciones americanas, especialmente del centro y norte de México. Los mayas conocían a este mismo dios con el nombre de Kukulkán, y la cultura Quiché-Maya de Guatemala como Gukumatz. Los mayas veneraban a la serpiente emplumada Quetzalcolt, aunque temían a su hermano Teztoplica, dios de la guerra, una leyenda cuenta una vieja profecía que decía como Quetzalcoatl, engañado por su hermano tuvo que irse en una barca con serpientes, con la promesa de regresar, esta fue la profecía que genero que los mayas creyeran que su dios había regresado por fin cuando vieron la llegada de Hernán Cortes.

Boitatá

Según el folclore del brasileño, es una gigantesca serpiente de fuego dedicada proteger los campos de incendios, vive en el agua y posee la capacidad de transformarse en un tronco en llamas, quemando a los que incendian bosques y selvas.

Origen de los indios apaches

Según dice la leyenda del Origen de los indios apaches, el primer jefe de la tribu Apache, en Norteamérica, se llamaba de la misma forma, se batió en duelo contra un dragón utilizando arco y flechas, venciendo al dragón.

Huayrapuca

Diosa también llamada Hayra Puca, nombre que significa viento colorado en quichua Es la madre de Shulco, el Viento, prima hermana de Huayra Muyu, el remolino, y pariente de Illapa, el rayo, es la diosa del aire, vive en las altas cumbres de la cordillera de los Andes. Se presentan como un ser bicéfalo e incluso tricéfalo, presentando en uno de sus extremos una monstruosa cabeza de dragón y en el otro una de serpiente, aunque también se le ha descrito como con una cabeza de guanaco y una de renacuajo, mostrando una verdadera figura antropomórfica. También se sabe de otras versiones del mito que la describen como una bella mujer de cabellos negros cubierta con un manto rojo.

Ehecoatl

Según los mitos de los nahuas, este era un dragón de viento, el cual barría con su propio aliento la tierra para posteriormente ser regada con el regalo de la lluvia.

Mazacoatl

La serpiente venado, es un animal fantástico proveniente de la mitología mexicana, tenia cuerpo de serpiente y cornezuelos de venado en la cabeza, que según el mito vivía en el Mictlan, el inframundo, era una serpiente maliciosa, que poseía la capacidad de transformarse en una hermosa mujer para poder seducir a los hombres para después devorarlos despiadadamente, sin el menor remordimiento.

Ocelocoatl

Ocelocoatl, la serpiente jaguar, poseen cuerpo de jaguar, de la cintura para arriba, y cuerpo de serpiente de la cintura para abajo, esta deidad simboliza la tierra y el agua.

Xiuhcóatl

La Serpiente de fuego, es una serpiente de color verde turquesa que en la noches se pude ver en los cielos, cuando cruza el firmamento, esta lo hace igual que si fuera una estrella fugaz.

Tepew y Kukumatz

Según cuenta el Popol Vuh, que es una recopilación de narraciones míticas, legendarias e históricas, Tepew y Kukumatz, eran deidades serpiente, que fueron quienes dieron forma y orden a la creación.

Dragones Europeos

Los dragones europeos son los que mas se han hecho conocer en el mundo occidental, como ya se ha dicho, estos dragones presentan un aspecto mucho mas semejante a la de los dinosaurios, o una lagarto gigante, generalmente presentan alas semejantes a las de los murciélagos, y a menudo suelen presentar varias cabezas, pudiendo incluso respirar fuego. El monje francés Fulk de Chartres, quien murió en el año 1127 después de cristo, llego a escribir sobre estas criatura, describiéndolos como seres con dientes afilados, una lengua de fuego, cuello largo y cuerpo de lagarto, dos patas similares a las de un águila y alas semejantes a las de los murciélagos, estas criaturas viven en la India y en Etiopía. Son los animales mas grandes del mundo, siendo un símbolo identificado con el mal, la enfermedad o la guerra; en la tradición cristiana, el dragón aparece como un símbolo de Satanás. Los mitos y leyendas Europeos están repletos de dragones, siendo uno de los continentes donde mas se presentan, en la mitología germana, se lo denomina worm, lo que significa lombriz, y en el viejo Ingles, wyrm, con el significado de serpiente. Muchas historias modernas presentan a los dragones como seres extremadamente inteligentes, capaces de hablar y, algunas veces, asociados con grandes hechizos y magia. La sangre de los dragones son fuentes de propiedades místicas: por ejemplo, al legendario Siegfried le permitió ser inmune a casi cualquier ataque. Así mismo, los dragones europeos clásicos protegen una caverna llena de oro y tesoros; por lo general siempre hay un caballero de un reino que intenta eliminar a la bestia, y salvar una princesa. En la mitología germana aparece el dragón Nidhug o Níðhöggr como parte de las fuerzas del inframundo, alimentándose de las raíces del fresno sagrado Yggdrasil, el cual extiende sus raíces a través de todos los mundos. Los vikingos adornaban las proas de sus barcos con dragones esculpidos, lo hacían por que creían que así asustarían a los espíritus llamados Landvaettir los cuales vigilaban las costas de los lugares a los que ellos mismos llegaban. El conocido poema anglosajón llamado Beowulf, muestra a un hombre llamado Beowulf, el cual había ya librado a su pueblo de un monstruo mitad demonio, mitad hombre, que después de convertido en rey, tuvo que enfrentar a un dragón, muriendo ambos en esta disputa, por otro lado en el Cantar de los Nibelungos, un poema épico medieval de autor anónimo, aparece un héroe llamado Sigfrido, el cual siendo capaz de matar al dragón Fafnir, ungió en su cuerpo su sangre, haciéndolo inmune a todo tipo de ataques, aunque con un único punto débil. En la mitología eslava el dragón solo era una de las múltiples formas que podía adoptar el dios Veles señor del mundo subterráneo. Los cristianos adquirieron la idea de dragón de la cultura hebrea, el cual aparece en el Apocalipsis, del apóstol Juan y tradiciones posteriores. En la Edad media en el arte cristiano, esta criatura simbolizaba el pecado, representando el mal y por ende al demonio, se le representaba a los pies de los santos y mártires representando el triunfo de la fe y el cristianismo sobre el diablo, siendo la leyenda de San Jorge y el dragón, un ejemplo de ello. Los colores que presentaban los dragones también determinaba el simbolismo de este. Por otra parte para un héroe viajero, los dragones eran el obstáculo y el temor a ser vencidos, además de esto, y como muchos dragones, estos simbolizaban la sabiduría, por esta razón al matar a uno de ellos no solo daba acceso a sus tesoros, si no que había vencido a la criatura más astuta de todas.

Dragón eslavo

Los dragones de la mitología eslava, conocidos como "zmey", "Zmiy" o "Zmaj", palabras que son formas masculinas de la palabra eslava para "serpiente", que normalmente son femeninos (como zmeya ruso). En Rumania, hay se encuentra una palabra similar, derivado del dragón eslavo y nombrado Zmeu. Exclusivamente en polaco y el folklore bielorruso, así como en los otros folklores eslavos, un dragón es también llamado (de diversas maneras) смок, цмок o smok. En folklores eslavos del sur, también es llamado lamya (ламйа, ламjа, lamja). Aunque es bastante similar a otros dragones europeos, los dragones eslavos tienen sus peculiaridades. Los dragones son generalmente descritos viviendo en los ríos o teniendo una guarida subterránea o cueva. Se describen comúnmente teniendo un blindaje duro, y rara vez son descritos volando, a pesar de ser mostrados a menudo con alas. El numero de cabezas de un dragón varia de uno a siete, a veces incluso mas, siendo los mas comunes los dragones de tres y de siete cabezas, las cuales si son cortadas vuelven a crecer, siendo la única forma de evitar que crezcan, colocándole fuego sobre el cuello, otra característica destacable es su sangre, un veneno mortal, es tan venenosa que se dice que a su caída ni la tierra la absorbe. El más famoso de los dragones polacos es el Dragón de Wawel o Wawelski smok. Según cuenta la leyenda, este aterrorizó en la antigua Cracovia y vivía en cuevas a orillas del río Vístula, al pie del castillo de Wawel. Según la tradición basada en el Libro de Daniel, este dragón murió a manos de un chico que le ofreció de comer una piel de oveja llena de azufre y alquitrán, después de devorar dicha piel, el dragón empezó a sentirse tan sediento que finalmente explotó después de beber demasiada agua. Una escultura de metal del dragón de Wawel es una atracción turística muy conocida en Cracovia, respirando fuego cada pocos minutos para la diversión de los niños. Algunas de las criatura las cuales han llegado a parecerse a los dragones en el folclore polaco incluyen el basilisco, que viven en los sótanos de Varsovia, y el Rey serpiente de las leyendas populares. Sin embargo, el dragón eslavo no siempre es perjudicial para el hombre. El mejor ejemplo de esto es el dragón de Liubliana, que benévolamente protege la ciudad de Liubliana y se representa en el escudo de armas de la ciudad.

Dragones germánicos y nórdicos

En las tradiciones germánicas y nórdicas, los dragones se representan a menudo como un "lindworm", una variación de las criaturas serpentinas conocidas como wyvern. Por lo general, parecen monstruosas serpientes, a veces con alas y piernas, pero más a menudo representados como gigantescas criaturas semejantes a una serpiente, que con la apariencia de dragones tradicionales. Los lindworms fueron vistos como el mal, un mal presagio, ya menudo fueron acusados de comerse el ganado y otros animales. Eran criaturas particularmente codiciosas, guardando hordas de tesoro y más a menudo viviendo en cuevas subterráneas. A menudo en los cuentos germánicos y nórdicos los lindworms son en realidad personas cuya codicia propia han dado lugar a una transformación, formando una criatura que solo es el resultado de sus propios pecados, incluso se encuentran las leyendas de Jormugand, el cual comía tanto que su tamaño llegó a ser proporcional a la longitud de la Tierra, y Fafnir, el humano que mató a su propio padre para heredar su fortuna, convirtiéndose posteriormente en un dragón protector de su tesoro, siendo la leyenda mas famosa de todas.

Dragones británicos

Desde hace siglos que los dragones durante mucho tiempo han estado presentes en la tradición británica, estos a menudo no eran similares a los wyverns de Europa central, sin embargo, estas eran criaturas enormes, dragones que respiraban fuego y volaban. El más famoso de todos los dragones de Inglaterra, es el que mato la patrona del país de Saint George. Hoy en día, se pueden encontrar dos dragones distintos en las islas británicas. El dragón negro, que simboliza Inglaterra, y el dragón rojo que aparece en la bandera de Gales, conocido como (Y Ddraig Goch). Una historia antigua en Gran Bretaña habla de un dragón blanco y la lucha de este con el dragón rojo de la muerte, siendo el dragón rojo el vencedor de este enfrentamiento. El dragón rojo se vincula con los británicos que hoy son representados por los galeses y se cree que el dragón blanco se refiere a los sajones que invadieron el sur de Gran Bretaña en los siglos V y VI. Algunos han especulado que se origina en la leyenda del rey Arturo, donde Merlín tuvo una visión de un dragón rojo (representando Vortigern) y el dragón blanco (que representa a los sajones invasores) en la batalla. Esa particular leyenda también cuenta en el Mabinogion en la historia de Llud y Llevelys.

Dragones Vascos

Los dragones no son muy comunes en la leyendas vascas, sin embargo debido a escritores como Chao y Juan Delmas el interés hacia esta criatura ha podido ser conservado, una de ellas es la Herensuge, es decir, la "tercera" o "última serpiente". Un espíritu maligno que tomó la forma de una serpiente, la Herensuge empezaría a aterrorizar a los pueblos locales, matando al ganado, y engañando a la gente. Según dice la leyenda más conocida, el arcángel San Miguel descendiendo del cielo para acabar con el dragón, pero sólo una vez que Dios acepto acompañarlo en persona. Sugaar, el dios masculino Vasco, cuyo nombre puede leerse como "serpiente macho", se asocia a menudo con la serpiente o el dragón, aunque teniendo la capacidad de tomar otras formas también.

Dragones italiano

La leyenda de San Jorge y el dragón es muy conocida en Italia, aunque también se han presentado otros santos luchando contra un dragón, un ejemplo de ello es el de la ciudad de Forlì, en donde San Mercuriale, llego a matar a un dragón, salvando la ciudad de Forlì. Del mismo modo, el primer santo patrón de Venecia, San Teodoro de Tiro, fue otro santo capaz de matar a un dragón, siendo colocada una estatua con la muerte del dragón vencido, la cual todavía hoy en día encabeza una de las dos columnas en la plaza de San Marcos.

Dragones griegos

En la antigua Grecia, la primera mención de un "dragón" se deriva de la Ilíada, donde Agamemnon es descrito presentando un motivo de un dragón azul en su cinturón que sujeta la espada y el emblema de un dragón de tres cabezas en el pectoral de su armadura. Sin embargo, el palabra griega usada (δράκων drákōn, Drakontos δράκοντος genitivo) también podría significar "serpiente". En 217 AD, Flavius Filóstrato (griego: Φλάβιος Φιλόστρατος) discutió sobre los dragones (δράκων, drakon) en la India en su obra Vida de Apolonio de Tiana (II, 17 y III,6-8). La traducción Loeb Classical Library (FC Conybeare) menciona (III, 7) que "en la mayoría de los aspectos, los colmillos se asemejan a los de los cerdos mas grandes, pero son más leves en la construcción y el retorcido. De acuerdo con una colección de libros de Claudio Eliano (griego: Κλαύδιος Αιλιανός), llamado “On Animals”, Etiopía fue habitado por una especie de dragón que cazaba elefantes. Puede crecer hasta unos 180 pies de longitud y tenía una esperanza de vida que rivaliza con la de los animales más duraderos. En la mitología griega Echidna a menudo es llamada la "madre de todos los Monstruos" ya que según los griegos esta criatura tenia de compañero al gigante Tifón, de cuya unión había nacido Cerberus , Orthrus , la Esfinge , el Pitón, entre otros monstruos. Ladon , hijo de Equidna y Tifón (o Phorcys y Ceto , según otras versiones) era, en la mitología griega, un enorme dragón con cien cabezas, cada una de ellas hablaba un idioma diferente, también se encontraba el Dragón de la Cólquida, otro de los hijos de Equidna y Tifón, era el encargado de custodiar el vellocino de oro. En la mitología griega también estaban presentes las criaturas con parte de diferentes animales, incluyendo de dragón, una de las mas conocidas era la lamia, un monstruo con torso de mujer, garras de oso, patas de cabra, abdomen de dragón y una cola de caballo.

Dragones romanos

Se podría decir que los dragones romanos no son nada mas que una evolución de los dragones griegos, los cuales también combinan tradiciones de Oriente Próximo y otras culturas.

Dragones Catalanes

Los dragones míticos catalanes son conocidos en parte por San Jorge, que es el Patrón de Cataluña, como la mayoría de los dragones, su aspecto es básicamente la misma, una bestia de dos patas, semejante a serpiente, junto con un par de alas. En catalán la palabra para dragón es drac, y tal como pasa en otras partes del mundo, la cara del monstruo se asemeja a la de otros animales, como el toro o el león, además de ello, se muestra como un típico dragón capaz de exhalar fuego, aunque se diferencias de otros dragones por la capacidad de emitir olores fétidos y podrir cualquier cosa o elemento que tocan. En la cultura catalana, existe un tipo de dragón llamado Vibria o Vibra, siendo esta, la hembra de los dragones, presenta prominentes pechos y un pico de águila, con garras y alas de quiróptero, teniendo fama de ser una criatura maliciosa y malvada.

Dragón Asturiano

En los mitos asturianos existe un dragón o serpiente alada, llamada cuélebre, esta mítica criatura cuida y vigila celosamente los tesoros, posee un aliento espantoso, viviendo en cuevas subterráneas, se dice que es un dragón peligroso, alimentándose de animales y personas, presentando escamas duras, que cuando envejece, estas aumentan de tamaño.

Dragones Rumanos

En esta mitología existen un dragón muy similar al dragón eslavo llamado Zmey, es un dragón con alas y numerosas cabezas, de 3 a 12, según la leyenda en que es visto, este dragón de nombre Balaur, aparece en la mayoría de los cuentos de hadas rumanos, simbolizando al diablo, por lo que se caracteriza por ser una criatura malvada, aunque siempre es vencido por el héroe llamado Făt Frumos, quien lo vence para posteriormente liberar a la princesa que este dragón tenia cautiva. En la mitología rumana también podemos encontrar al famoso dragón Zmeu, de aspecto similar al de las serpientes, también es bastante parecido a los dragones eslavos, pudiendo volar y exhalar fuego.

Dragones en el cristianismo

En la Biblia, no hay referencias directas a los dragones, pero hay algunas criaturas que parecen ajustarse a la descripción. En el Libro de Job Capítulo 41, el monstruo marino Leviatán tiene cierto parecido a un dragón. El más destacado, sin embargo, es Apocalipsis 12:03-12:04, donde se describe un enorme dragón rojo con siete cabezas y diez cuernos, cuya cola barre un tercio de las estrellas del cielo a la tierra. En la mayoría de las traducciones, la palabra "dragón" se utiliza para describir la bestia, puesto que en el griego original la palabra usada es drakon (δράκον). La interpretación de la iglesia medieval del diablo que era asociado a la serpiente que tentó a Adán y Eva dio unas connotaciones del tipo serpiente dragón del mal. Los opositores demoníacos de Dios, Cristo, o los buenos cristianos son retratados comúnmente como un reptil o una criatura quimérica. El dragón como guardián de oro y tesoros, según la tradición vivía bajo tierra, por lo que también se había convertido en un símbolo del pecado, sobre todo por el hecho de mostrar cómo la codicia podría consumir una persona hasta el punto de llegar a ser semejante a un dragón. Por la misma época, en la literatura y la iconografía católica, algunos santos fueron representados en el acto de matar a un dragón. Esto se convirtió en una escena frecuente, no sólo para los santos, si no para los caballeros cristianos, que deben matar o destruir el pecado, venciendo el mal, con el fin de salvar a los justos. En el Libro de Job (40-41) en la descripción de Behemoth construye una descripción detallada del Leviatán, dragón del mar de los mitos hebreos que supuestamente fue creado en el quinto día del Génesis.

Dragones Asiáticos

A diferencia de los dragones europeos, los asiáticos son criaturas asociadas a las fuerzas de la naturaleza, son peligrosos, pero no realmente hostiles, no se muestran como sucede con los dragones occidentales que son a menudo violentos, también difieren en su apariencia, siendo estos mas delgados, además de ello, poseen la habilidad de volar, aunque no necesariamente lo realizan con alas. Los dragones orientales son en su mayoría espíritus asociados con al clima y el poder, son poderosos y venerados.

Dragones Chinos

Son animales mitológicos y legendarios, los cuales son parte de la cultura China y de otras partes de Asia. Símbolos de poder, felicidad y prosperidad en el folklore y arte chino, son vistos como la representación del yang, siendo asociados como seres dadores de lluvia y agua. Es un animal formado por nueve partes de animales mas, ojos de langosta, , cuernos de unicornio, morro de buey, nariz de perro, bigotes de bagre, melena de león, cola de serpiente, escamas de pez , garras de águila. El dragón es el emblema nacional del Oeste de China, aunque su uso en el oriente mismo es algo raro, se utilizo por primera vez un dragón como un símbolo del emperador de China, siendo también utilizado como bandera nacional en la dinastía Qing. La razón de que esta criatura no sea muy usada como símbolo o emblema, se debe a que este manifiesta una sensación de guerra, debido a ello el gobierno Chino ha querido evitar conflictos, siendo actualmente el panda gigante su emblema nacional. En contraste con el dragón europeo, el dragón chino posee la capacidad de lanzar fuego. Muchas fuentes dicen que en total se pueden encontrar solo 4 tipos de dragones chinos, siendo en realidad que existen 8 en total, cinco de los cuales se refieren a su rol y los tres restates referidos a las características de su cuerpo, los dragones chinos son: El dragón celestial, El dragón espiritual, El dragón terrenal, El dragón subterráneo, El Rey Dragón, El dragón de cuernos, El dragón alado, El Dragón Amarillo. Otro de los aspectos importantes sobre los dragones chinos son sus colores, representando cada color un aspecto diferente, un sentimiento o una cualidad en particular, por ejemplo, el amarillo esta asociado con un color superior, representa el imperio, lo imperial, siendo el símbolo del centro de la tierra, siendo usados solo por emperadores, quienes solían vestir con mantos amarillos con motivos de dragones. El color del oro también representaba grandes atributos, simbolizando riqueza, la sabiduría, la bondad y la capacidad de enfrentar desafíos.

Dragones de Corea

Los dragones de los mitos coreanos son presentados como criaturas benévolas, relacionadas con el agua y la agricultura, siendo los proveedores de las nubes y las lluvias, vivían cerca de los ríos, lagos, océanos, e incluso en las montañas. Al igual que China, en corea el dragón representaba al Emperador, nadie mas podía utilizar la imagen de los dragones, los rangos jerárquicos menores solían utilizar al idel fénix. Los dragones coreanos no presentan alas, aunque se les puede ver con largas barbas, también presentan ocasionalmente una bola mágica llamada Yeoiju, dándole al dragón poderes omnipotentes, pero solo los dragones que poseían cuatro dedos eran merecedores de tal honor.

Dragones Japoneses

En Japón los dragones son conocidos como ryū (竜) o nihon-no-ryū (日本の竜 ), este ultimo con el significado de dragón japonés, estos presentan atributos similares a los dragones tanto chinos como coreanos, siendo bastante similares, aunque manteniendo ciertas diferencias, como presentar solo tres dedos en sus patas, también y generalmente poseen la capacidad de volar, aunque solo algunos presentan alas, pocos de ellos pueden conceder deseos, y no todos son benévolos. Una de las leyendas japonesas más conocidas sobre dragones japoneses, es la del famoso dragón Yamata no Orochi, un monstruo de ocho cabezas y ocho colas que fue vencido por Suzano, gracias a la espada legendaria Kusanagi.

Dragón de Vietnam

El dragón en Vietnam es considerado un símbolo sagrado y el mas importante, incluso en la actualidad. Según el mito de la creación proveniente de la gente de Kinh, los vietnamitas son los descendientes de un dragón, siendo un símbolo que representan al rey, la prosperidad y la energía de la nación vietnamita, y al igual que China, este es considerado un símbolo del yang, representando el universo, la vida, la la existencia y el crecimiento.

Dragones de la India

Según el folclore de la India, los dragones son mencionados como nagas y el dragón Vitra, los primeros son considerados primos de los dragones, los cuales poseen una apariencia de serpientes, pero con cabezas humanas, aunque también son mostrados solo como serpientes. La palabra naga proviene del sanscrito, significando serpiente, y según el panteón al Este de la India, las nagas están conectadas con los espíritus de las Serpientes y de los Dragones. El dragón-serpiente Vitra o Vṛtra por otra parte, proviene de la mitología Védica, y según dice el mito, esta habría absorbido las aguas cósmicas, conferíriéndole el poder absoluto, este acto le causo la ira de Indra, el dios principal de la mitología Védica, quien por su osadía termino siendo asesinado con truenos. Este dragón esta asociado al invierno.

Dragones de Persia y Pakistán

Las leyendas Budistas nos cuentan sobre un dragón de Pakistán, llamado Apala, el cual vivió cerca del río Swat, convirtiéndose al judaísmo por el mismísimo Buda. En la mitología persa nos encontramos con el demonio Azhi Dhaka o Aži Dahāka, proveniente de los textos persas, este es descrito como un dragón de tres cabezas, seis ojos, siendo la representación simbólica de la opresión de babilónica contra Irán. De este dragón se decía que poseía miles de sentidos y el poder de la inmortalidad, además del poder de invocar serpientes, escorpiones, tormentas y enfermedades. El único héroe que pudo vencerlo fue Thraetaona, también conocido como Feridun, quien lo encerró y encadeno en la montaña Damavand, aunque según una profecía, se dice que este dragón regresara en el Apocalipsis del mundo.

Dragones Africanos

La Amphisbaena o anfisbena era un dragón mitológico del África, aunque existen figuras similares a esta criatura en otras mitologías de la antigüedad, como por ejemplo la griega, en Libia y centroamericanas precolombinas, se pueden encontrar numerosos bestiarios europeos medievales que lo sitúan casi siempre en África. Esta criatura presentaba dos cabezas, situadas a ambos extremos, sus poderes eran la regeneración, la cual le permitía unir y pegar sus partes, si estas eran cortadas, también presentaba colmillos venenosos, y al poseer dos cabezas tenia la capacidad de mantenerse despierta y dormida a la vez, logrando que cada cabeza realizara una tarea o acción diferente la una de la otra, otras de sus capacidades eran la de rodas, siendo de sangre totalmente caliente, a diferencia de otros reptiles. Otro de los dragones africanos es el presentado en la mitología de África occidental, según la leyenda, el reino del príncipe Lagarre era una ciudad surgida de las profundidades de las arenas del desierto, siendo rodeada por el dragón Bida, quien exigía sacrificios a cambio de oro, pero cuando uno de los sacrificios no fue realizado debido a que el novio de una de la vírgenes se había negado rotundamente a que sacrificaran a su amada, enfrentándose el dragón y lográndole cortar la cabeza, esta una vez cortada, de ella empezó a fluir oro, el hombre que logro esta gran hazaña fue conocido como Mamadi. En Níger, según una leyenda, se encontraba un dragón el cual se había bebido toda el agua del río Níger, provocando una enorme sequía, sabiendo esto, el rey del país, de nombre Samba y su ayudante Tarife, fueron en busca del dragón para matarlo. Esta lucha duro ocho años, siendo utilizadas 800 lanzas, hasta que por fin le dieron muerte, atravesándole el corazón.

Dragones de Oceanía

En la mitología australiana existe el dragon Bunyip o kianpraty, cuyas descripciones varían enormemente, aunque generalmente se lo describe como un monstruo marino, con cola de caballo, aletas y colmillos de morsa o cuernos, según la leyenda esta criatura acostumbra a vivir en los pantanos, billabongs, arroyos y ríos.

Dragones de Rusos

Zilant, con el significado de serpiente en uno de los dialectos turcos, conocido en Persia con la palabra Ajad, era uno de los dragones proveniente tanto de los mitos turcos como de Bulgaria y Rusia. Zilant, era una criatura repulsiva, similar a los dragones persas y europeos, según se cree, estas serpientes-dragones, sobrevivían 100 años, luego de los cual se transformaban en serpientes blancas llamada Aq Yılan, transformándose por completo en una criatura bondadosa, cuya presencia atrae la buena suerte.

Dragones Turcos

En los mitos turcos existe un dragón de nombre Illuyankas, fabuloso animal que forma parte de la mitología hitita, según se dice esta criatura vive en la montaña Aleppo hasta Kayseri. Taru, dios del viento y el clima, intento destruir a este dragón con ayuda de truenos y relámpagos, al no lograr destruirlo, solicito la ayuda de la diosa Inaras, después de varios intentos frustrados, no alcanzo a lograr su objetivo, hasta que tiempo después Illuyankas, junto a sus dragones aparecieron en el palacio de la diosa Inaras, quien les ofreció alimento y hospitalidad con gran amabilidad, una vez estos dragones cayeron dormidos e hinchados de tanto comer, la diosa de inmediato aprovecho esta situación, llamando a los aldeanos, quienes amararon a las criaturas para luego abandonarlas a la intemperie, en pleno sol, donde murieron quemados. Los dragones provenientes de los mitos turcos se caracterizan por lanzar llamas desde la cola, además de no poder volar, siendo asociados con gigantescas culebras por los islámicos y los turcos, su aspecto es muy parecido a los dragones típicos de las mitologías asiática y americana.

Dragones en Mesopotamia

En la antigua Mesopotamia, al igual como sucede con los dragones europeos, esta asociado con el mal y el caos. Los dragones en los mitos sumerios, por ejemplo, a menudo cometían grandes crímenes, y así terminaron siendo castigados por los dioses, una de los mitos muestra a Zu quien es el dios dragón sumerio de las tormentas, que en algún momento habrían robado las piedras en que estaban escritas las leyes del universo, y por tal crimen fue finalmente asesinado por el dios sol Ninurta. Y en el Enuma Elish, la epopeya babilónica que narra la creación del mundo, también hay una fuerte presencia de los dragones, sobre todo en la figura de Tiamat. En el mito, la cordyline (o mujer-Dragón) Tiamat, señalado por varios autores como una personificación del océano, y su consorte mitológico Apsu, considerada como una personificación del agua dulce debajo de la tierra, se unen y dan a luz a muchos dioses mesopotámicos. Apsu, sin embargo, no podía descansar en la presencia de sus hijos, y decide destruirlos, pero es asesinado por Ea, uno de sus hijos. En venganza, Tiamat crea un ejército de monstruos, entre los cuales 11 son considerados dragones, después de ello se prepara para atacar a los dioses más jóvenes. Marduk, quien es el que lidera a los dioses más jóvenes y quien más tarde se convertiría en el dios principal del panteón babilónico, guía a los dioses para ganar la guerra, venciendo y convirtiéndose en los amos del universo. El cadáver de Tiamat se creó en lo que ahora es el cielo y la tierra, mientras que la sangre del general de división de su ejército, se convierte en Kingu, la humanidad. El Dragón Mushussu es sometido por Marduk, convirtiéndose en su tutor y símbolo de poder.

Draconologia

En el marco de la Criptozoología, se han creado varias teorías tratando de explicar las características morfo-fisiológicas de los dragones, tal como se describe en la literatura, utilizando los conocimientos científicos actuales. Esto, sin embargo, no esta basado en ninguna evidencia de investigación actual como es el caso de la existencia de otros críptidos como Pie grande. La disciplina encargada del estudio de esta criatura es llamada dracologie, dragonologie, draconologia o dragonologia.

Dragones reales

Existen los verdaderos dragones en el mundo real, pero estos no se tratan de dragones refiriéndose a los conceptos mitológicos de ellos, aunque no tengan parecido alguno a estos gigantescas criaturas míticas, fueron nombrados en honor a ellas. Entre los reptiles, por ejemplo, el género Draco es utilizada para designar las especies que normalmente se encuentran en los bosques tropicales, estos reptiles presentan aletas, similares a alas, en ambos lados de su cuerpo, lo utilizaban para deslizarse de árbol en árbol en los bosques. Existen varias especies de peces, en especial los caballitos de mar, que presentan el nombre de dragon. El dragón de Komodo (Varanus komodoensis), un lagarto grande que puede alcanzar el tamaño de un cocodrilo, es un carnívoro y carnicero encontrado en la isla de Komodo en el archipiélago de Indonesia, y obtuvo su nombre debido a su aspecto, el cual hace referencia a los dragones mitológicos. Es la mayor especie de lagarto existente, llegando a vivir en la tierra mucho antes de la existencia del hombre.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar